previous arrow
next arrow
Slider
Viernes, 03 Abril 2020 14:51

Columna 'El Acaparador'

Los estantes vacios en los supermercados y en las farmacias se han hecho comunes en las ciudades chilenas en las primeras semanas de la crisis del covid-19, ¿La causa? El acaparador, aquel sujeto que acumula de manera monopólica productos alimenticios y sanitarios destinados al bien comun. Un comportamiento que parece extenderse tan rapido como el virus, y que viene a interpelar nuevamente la forma en que hemos regulado el acceso y uso de los bienes comunes.

En 1968, el ecologo Garret Hardin planteo que la sobreexplotación de los recursos naturales se debe a la accion de sujetos que, motivados por su interes personal, destuyen un recurso comun y limitado. Titulado "La tragedia de los comunes", el articulo de Hardin ha retratado desde esa epoca hasta la actualidad, el colapso de pesquerias, bosques y zonas de pastoreo alrededor del mundo.

¿Que nos puede enseñar esta teoria? Primero, que el comportamiento del acaparador puede ser regulado por el Estado, por los privados o por las propias comunidades. Luego, que las regulaciones que mejor han funcionado en el tiempo comparten algunas caracteristicas: 1) las reglas que rigen el uso de los recursos comunes están adaptadas a las necesidades y condiciones locales; 2) las personas afectadas participan en la alteracion de las regulaciones; 3) el uso de los recursos es monitoreado mediante información transparente y actualizada (Ostrom, 1990)

Por lo tanto, ¿como la crisis del covid-19 puede enfrentarse desde la tragedia de los comunes? Creo que la clave está en reconocer que la respuesta a los problemas sanitarios requiere de la reinvencion de las instituciones que regulan el acceso y uso de los bienes comunes en Chile, recuperando los espacios y recursos privatizados por "el acaparador" en los ultimos 30 años. Est implica que el Gobierno entregue informacion clara y actualizada acerca de la epidemia, que la sociedad civil pueda participar en las decisiones para enfrentar la crisis, y que las acciones adoptadas respeten los tiempos y condiciones locales. Una salida que probablemente no evitara la tragedia, pero que puede mostrarnos algunos caminos para salir mas conscientes y preparados de ella.

Esta columna fue escrita por el antropologo Francisco Araos, publicada en el diario El Llanquihue, el dia jueves 26 de marzo de 2020.